BH Bienestar, Sponsor del 51º congreso AEDIPE

aedipe, congreso, empresas saludables, bh bienestarBH Bienestar estará presente como sponsor en el 51º congreso AEDIPE (Asociación Española de dirección y desarrollo de personas), que se celebrará los próximos días 19 y 21 de Octubre en la ciudad de Santander.

Dentro de las actividades que realiza AEDIPE dirigidas a sus más de 3.000 asociados destaca su congreso anual, cita obligatoria de encuentro entre los profesionales de Recursos Humanos.

Un encuentro entre profesionales comprometidos con el éxito de las empresas, las personas y la sociedad.

En BH Bienestar dedicamos todo nuestro esfuerzo en aportar bienestar a los empleados de nuestras empresas cliente. Por este motivo queremos estar presentes en un congreso que trata sobre personas y sobre su desarrollo personal y profesional. Creemos firmemente en la felicidad en el trabajo.

A través de nuestro Programa de Apoyo hemos dado cobertura a más de 20.000 empleados desde el año 1998 y seguimos innovando para cuidar de las personas que mueven nuestras empresas, estén donde estén.

 

“BH Bienestar siempre contigo”

 


Estrés laboral en Europa

40 millones de personas sufren estrés laboral en Europa

 

 

 

 

 

 

 

El estrés, ocasionado por nuestro actual ritmo de vida, las exigencias del día a día y las largas jornadas laborales,  se ha convertido en un problema muy real en muchas empresas, generando un fuerte impacto tanto en los empleados como en las propias organizaciones. En Europa, más de 40 millones de personas sufren los efectos del estrés en el trabajo, según los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud en la 4ª Encuesta Europea sobre las condiciones de trabajo.

Causas de estrés en el trabajo

En la actualidad, el estrés es concebido por la Organización Internacional del Trabajo como “la respuesta física y emocional a un daño causado por un desequilibrio entre las exigencias percibidas y los recursos y capacidades percibidos de un individuo para hacer frente a esas exigencias”.

En el ámbito laboral, el estrés está vinculado a la organización y el diseño del trabajo, las relaciones interpersonales, las habilidades del empleado, los recursos y necesidades del profesional o las exigencias de las compañías.

Sufrir los efectos del estrés va a variar de una persona a otra, según su capacidad para gestionar la presión, las investigaciones apuntan a que existen algunos detonantes generalizados de esta patología. En concreto, según el trabajo Estrés en el trabajo: un reto colectivo, publicado por la Organización Internacional del Trabajo en 2016, los factores de riesgo son:

  • Estancamiento profesional o promoción excesiva o insuficiente.
  • Problemas relacionados con los equipos y las instalaciones.
  • Monotonía en el trabajo o carencia de un propósito, funciones y objetivos claros.
  • Ambigüedad y conflicto de funciones.
  • Conflictos interpersonales.
  • Baja participación en la toma de decisiones y ausencia de control sobre el trabajo.
  • Ausencia de conciliación familiar.
  • Infrautilización de las capacidades.
  • Incertidumbre elevada, poca seguridad y salarios bajos.
  • Exceso o defecto de carga de trabajo.
  • Falta de control sobre el ritmo.
  • Baja o excesiva flexibilidad de los horarios y turnos.
  • Comunicación pobre, escasez de apoyo a los empleados y nulas relaciones con los superiores.

El capital humano es el principal activo de las empresas, por lo que los directivos deben emprender medidas para reducir los niveles de estrés de sus empleados. Potenciar la motivación positiva y el bienestar, es un buen método para poder afrontar mejor los periodos de estrés.

Fuente consultada: Equipos & Talento


Invertir en iniciativas saludables tiene un retorno económico importante para las empresas

Gympass revela que las empresas recuperan 4 euros de media por cada euro invertido

La cantidad de españoles que desean trabajar en empresas saludables va en aumento. Organizaciones que fomenten la el ejercicio físico y favorezcan la conciliación con los asuntos personales. Más allá del sueldo, los empleados también buscan empresas con iniciativas internas que contribuyen a mejorar la salud y calidad de vida de sus trabajadores.  El reto para las empresas no está solo en trabajar en la esfera física de la persona, sino también en la parte intelectual y psicológica.

¿En qué se fija una persona cuando está buscando empleo? Son varias las motivaciones. La remuneración, los beneficios sociales, el ambiente laboral, la seguridad laboral a largo plazo, etc.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha posicionado recientemente a favor de los proyectos que contribuyan a mejorar la calidad de vida y salud de los empleados, y recomienda a las empresas adoptar medidas laborales que fomenten, entre otras cosas, la actividad física. Se destaca la importancia de ofrecer programas de bienestar a los empleados, los cuales es recomendable mantener durante varios años para obtener resultados. Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Socialel retorno por cada euro invertido en este tipo de proyectos es de entre 2,5 y 4,8 euros en absentismo laboral y de entre 2,3 y 5,9 euros en coste por enfermedad.

Además de promover un estilo de vida saludable y fomentar la práctica de actividad física en el ámbito laboral, es importante que el entorno de trabajo también esté adaptado y equipado para mejorar el bienestar de los empleados.  Una de las primeras preocupaciones de las empresas, debe ser lograr el compromiso y felicidad de sus profesionales. La clave está en desarrollar organizaciones comprometidas con el concepto de sostenibilidad y bienestar.

Fuente consultada: Equipos & Talento


Trastornos como la ansiedad o la depresión cuestan más de 750 millones de euros anuales en españa

Trastornos como la ansiedad o la depresión cuestan más de 750 millones de euros anuales en españa

“Se estima que los  trastornos mentales pueden representar un 1% del PIB en pérdida de productividad”.

De acuerdo a un informe publicado por la escuela de negocios London School of Economics, la depresión y los trastornos por ansiedad cuestan al Reino Unido 17.000 millones de euros anualmente, dónde hay más personas de baja por trastornos emocionales que el número total de parados.

En España, el coste total de los trastornos depresivos y por ansiedad se estima en más de 750 millones de euros anuales, excluyendo el impacto en la productividad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la principal causa de discapacidad. En España afecta al 5% de la población y continúa en aumento, sobre todo dentro de la población activa. Este dato indica un importante coste para la economía nacional y una considerable disminución del rendimiento económico de las organizaciones.

La London School of Economics propone implementar psicoterapia en las empresas.
Hay que considerar que un gran número de empleados jamás diría a su jefe que está pasando por alguna dificultad emocional o mental, por temor a ser considerados no válidos para su puesto de trabajo. Es más habitual y está más normalizado ausentarse del trabajo por un problema relacionado con dolores físicos, resfriados, fiebre, etc.

Reducir el estrés perjudicial en el puesto de trabajo

Esta situación es la pescadilla que se muerde la cola, pues el estrés prolongado suele desembocar en depresión. Entonces ¿Qué se puede hacer para disminuir el estrés innecesario y perjudicial en el puesto de trabajo? Algunos populares ejemplos son la flexibilidad horaria, la conciliación, las clases de yoga o las guarderías para hijos de empleados.

Las medidas de conciliación permiten a los empleados combinar las obligaciones en el lugar de trabajo con sus compromisos familiares, y así adaptar mejor su día a día a sus necesidades. A menudo es complicado, ya que por ejemplo en el caso que al jefe no le parezca bien que su empleado acuda a yoga, cuando éste vaya a clase, pasará esos 45 minutos pensando en cómo su jefe desconfía de él.

Es importante destacar que en el lugar de trabajo hay un lugar para el estrés, para un estrés positivo, aquel que nos permite hacerle frente a las dificultades, crear soluciones y crecer con los retos que se plantean.

Crear un clima de confianza en la empresa

Las empresas cada vez más son conscientes de su responsabilidad social para gestionar y equilibrar el estrés positivo y negativo de sus empleados. Las organizaciones que reconocen esto e intentan mejorar la situación, presentan niveles de absentismo significativamente inferiores, ofrecen respuestas más rápidas a las demandas del mercado y construyen mejores relaciones con sus clientes.

El camino para conseguirlo es único para cada organización, pero existe una cuestión universal: la confianza.

Cuando la confianza no existe en el lugar de trabajo, es habitual que aparezca la negatividad, el pesimismo, la actitud defensiva y en consecuencia, los estados depresivos.

Cultivando la confianza, lo natural es sentirse comprendido, comprometido, con una actitud abierta y preparado para afrontar los retos. Y por último, alcanzar lo más importante, la felicidad y el bienestar.

Según el artículo 4 del Estatuto de los Trabajadores, las empresas deben «asegurar la integridad física y psicológica de los empleados y el respeto a su bienestar emocional».

Por este motivo, es responsabilidad de las personas que dirigen organizaciones y de los gobiernos, reflexionar sobre qué hacer para crear un clima de confianza dónde el valor del estrés sea positivo.

Fuentes consultadas: El Periódico


6 de cada 10 empleados creen que su empresa no es saludable

6 de cada 10 empleados creen que su empresa no aplica políticas de bienestar y satisfacción

Según la VI Encuesta Adecco sobre La Felicidad en el Trabajo

Cada vez es más habitual oír hablar sobre el bienestar en el puesto de trabajo o sobre las medidas que llevan a cabo las empresas para convertir el entorno laboral en un lugar agradable, etc.

Aunque poco a poco nos vayamos habituando a ello, es importante no dejar de remarcar la importancia de estas medidas. Del mismo modo, no se debe dejar de constatar si las organizaciones realmente están haciendo lo que deben para conseguir entornos más saludables y satisfactorios para sus empleados.
Por todo ello, Adecco, en su última y sexta encuesta sobre la felicidad en el trabajo, ha repasado a través de 2400 profesionales en activo de toda España, los niveles de satisfacción y bienestar laboral.

Según los resultados de la encuesta, casi 6 de cada 10 trabajadores en España creen que su empresa, no aplica todavía suficientes políticas dedicadas al bienestar y satisfacción de los empleados.

Según Margarita Álvarez, directora de Marketing y comunicación de Adecco: “Se ha avanzado mucho en las políticas de RRHH y cada vez se pone más el foco en las personas y en la retención de talento. Las empresas somos más conscientes de que ése es nuestro principal valor añadido, las personas con las que trabajamos, pero aún queda mucho camino por recorrer y mucho por avanzar en este campo”

Políticas de felicidad en las empresas españolas

Cuando a los trabajadores españoles se les pregunta por la inclusión de políticas encaminadas a su felicidad entre las empresas del país, casi 6 de cada 10 (58,3%) opinan que de momento este tipo de prácticas no se están llevando a cabo. En cambio, hay un 41,7% de empleados que sí cree que las empresas españolas están incluyendo entre sus políticas de Recursos Humanos medidas relacionadas con la felicidad laboral de sus empleados, bien sea tímidamente (31%) o seriamente (10,7%).

Si preguntamos por el índice de felicidad laboral de los españoles, se encuentra rozando el notable, con una puntuación de 6,3, ligeramente inferior que el pasado año. Los entrevistados coinciden en que un buen ambiente laboral es requisito imprescindible para poder ser feliz en el puesto de trabajo, con una puntuación de 8,43 sobre 10. Otros aspectos que más se tienen en cuenta son: Un buen horario, un buen salario, desarrollo de habilidades personales y profesionales, realización personal y tener un buen jefe.

Felices por trabajar en España

De las personas encuestadas, el 87,6% considera que es más feliz trabajando en España, por encima de cualquier otro país. Este porcentaje aumenta año tras año.
De entre las personas que sí emigrarían para ser más felices, aparecen como destinos: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia.
A medida que la edad de los encuestados disminuye, aumenta el porcentaje de personas que afirman poder ser más felices con un trabajo en el extranjero.

Felicidad vs Salario

Hasta hace pocos años, era firme la creencia de que el factor principal para alcanzar la felicidad en el trabajo era el suelo. Y si bien es cierto que todos los trabajadores valoran tener un buen salario, un 59,5% de ellos estaría dispuesto a cobrar un menor sueldo a cambio de mayor felicidad laboral.
En cambio, esta afirmación pierde peso, ya que si comparamos con los resultados de la anterior encuesta, se han perdido 3 puntos porcentuales. Son los hombres y los encuestados con estudios superiores o universitarios quienes, en mayor medida que las mujeres, afirman estar dispuestos a este “sacrificio salarial”

Felicidad vs Vocación

Un dato que podemos extraer de la encuesta realizada por Adecco, es que realizar un trabajo vocacional, aporta mayor satisfacción a las personas (78,4%).

De todas formas existen algunos matices. En un primer lugar, el 39% de los trabajadores piensa que en todos los casos en los que una persona desempeñe un trabajo vocacional, será feliz. En segunda lugar, un 39% declara que, a pesar de ser felices realizando un trabajo vocacional, esto no es suficiente para conseguir la felicidad laboral plena.

Por el contrario, también contamos con un 20,2% de encuestados que no considera que la vocación sea importante para ser feliz. Por último, existe un 1,4% de personas que piensa que no importa nada la vocación, pues simplemente tener trabajo ya es suficiente motivo de satisfacción en los tiempos que corren.

Fuente: VI Encuesta Adecco La Felicidad en el Trabajo


5 aspectos en los que invierten las empresas saludables

La felicidad laboral aumenta un 12% la productividad de los trabajadores

 

empresa saludable, bh bienestar, pae, prl, rrhh, empleados felicez, bienestar laboralPromover y proteger la salud y bienestar de los empleados en los entornos de trabajo es una tarea cada vez más presente en las empresas españolas. Conscientes de su importancia, las compañías luchan por activar planes que proporcionen salud laboral a sus trabajadores, lo que se traduce en un incremento del rendimiento y la productividad.

Según el último estudio del Foro Económico Mundial sobre desarrollo de capital humano, España se sitúa a la cola en productividad empresarial, únicamente por delante de Grecia, Moldavia y Serbia. Esta situación tiene diversas causas económicas y políticas, pero también otras de índole corporativo, como la falta de inversión en capital humano.

Diversos estudios también han relacionado la felicidad de los trabajadores con la productividad, concluyendo que la felicidad en el puesto de trabajo conlleva un aumento del 12% en la productividad, mientras que los trabajadores descontentos se muestran un 10% menos productivos.

Por su parte, los datos sobre absentismo laboral en España también apuntan a la necesidad de invertir en el bienestar de los empleados. Como indica el VI Informe Adecco sobre Absentismo, la tasa de absentismo, situada en el 4,8%, avanza a mayor ritmo que la recuperación económica y genera unos costes directos por contingencia cercanos a los 5.065 millones de euros para las empresas.

Algunos de los motivos que subyacen a este aumento, al margen de la incapacidad temporal, son las bajas por maternidad y la conflictividad laboral. En este punto, el fomento de la práctica de actividad física en el seno de la empresa contribuye a mejorar el clima laboral y el trabajo en equipo.

Teniendo en cuenta este contexto, Gympass, empresa experta en wellness corporativo, ha enumerado los aspectos clave en los que deben invertir las compañías saludables para la mejora del ambiente de trabajo y, por tanto, de la productividad y reputación de la empresa:

  1. Servicios Médicos.La salud es un nuevo talento dentro de las compañías, puesto que es un valor altamente apreciado por los trabajadores. Buen ejemplo de ello es la “Ley de Prevención” de la empresa Mahou-San Miguel , cuyo responsable de programas de Bienestar Físico y Salud, Manuel Palencia, ha sido galardonado como ‘Personaje del Año’ en los Premios Mi Empresa es Saludable 2017.
  2. Actividad Física. Equilibrar la vida laboral y la salud se convierten en elementos clave para las empresas saludables. La práctica habitual de deporte es una de las mejores opciones para fomentar la salud física y mental e incrementar el bienestar en el puesto de trabajo. En esta categoría destaca la compañía Everis por concienciar y transmitir una cultura de flexibilidad y autogestión del tiempo y un entorno que promueve el bienestar del empleado.
  3. Organigrama plano. Un organigrama poco jerarquizado es sinónimo de depósito de confianza en los empleados, una práctica que ayuda a que los trabajadores se sientan más valorados y aportan mayor talento a la empresa.
  4. Calidad emocional.Los programas enfocados a mejorar la calidad emocional de los trabajadores reducen el riesgo de accidentes cardiovasculares en los empleados y el estrés, entre otros.
  5. Conciliación laboral.Ofrecer a los empleados asistentes personales, servicios de guardería, espacios para la lactancia o la posibilidad de llevar a los niños al trabajo en caso de urgencia son aspectos que facilitan el día a día de los empleados y promueven su afinidad con la empresa. Los Laboratorios Quintón y el Hospital Príncipe de Asturias cuentan con programas adaptados a esta categoría.

"Las empresas deben invertir en el bienestar de sus empleados, a través de servicios y programas que promuevan su salud y su comodidad", señala Thiago Pessoa, Country Manager de Gympass para Iberia.

"El hecho de que los trabajadores se sientan cuidados tanto física como emocionalmente hace que se reduzca el absentismo laboral y aumente su salud física y mental”.

Pessoa concluye señalando que, además, "no sólo se mejora el rendimiento de la empresa, sino que se consigue mejorar la imagen corporativa de la compañía, lo que influye directamente en los deseos de los profesionales por formar parte de esa plantilla”.

 

 

Fuente: Equipos y Talento.