Empresa saludable ¿En qué consiste?

Empresa saludable es un concepto en auge desde hace un tiempo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha posicionado recientemente a favor de los proyectos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los empleados. Y en este sentido, recomienda a las empresas adoptar medidas laborales que fomenten, entre otras cosas, el cuidado del bienestar emocional. Se destaca la importancia de ofrecer programas de bienestar a los empleados. Así como también mantener este tipo de iniciativa a lo largo del tiempo para obtener resultados.

Según el artículo 4 del Estatuto de los Trabajadores, las empresas deben «asegurar la integridad física y psicológica de los empleados y el respeto a su bienestar emocional».

Además de promover un estilo de vida saludable y fomentar la práctica de actividad física es importante propender un clima de trabajo favorable. En resumen, es necesario preparar la estructura de la empresa para que esté adaptada y con recursos que permitan mejorar el bienestar de los empleados.

Las claves para ser una empresa saludable…

Trastornos emocionales y productividad están ligados y repercuten en los resultados del negocio. Por este motivo, es responsabilidad de las personas que dirigen organizaciones y gobiernos, reflexionar sobre qué hacer para crear un clima de confianza dónde el valor del estrés sea positivo. Así como también fomentar las buenas prácticas en materia de prevención de riesgos psicosociales.

Una de las primeras preocupaciones de las empresas, debe ser lograr el compromiso y felicidad de sus profesionales. La clave está en desarrollar organizaciones comprometidas con el concepto de sostenibilidad y bienestar. Es decir, fomentar la presencia de las empresas saludables.