Gestión de problemas de salud a largo plazo. Un desafío para los managers.

Datos recientes de NHS Digital revelan que el porcentaje de personas que viven con al menos una afección de larga duración ha aumentado al 41%. Esto es, por supuesto, muy preocupante para las personas involucradas. Sin embargo, también es una preocupación para las empresas en las que trabajan.

Tres desafíos que los managers deben abordar al manejar problemas de salud a largo plazo

A los empleadores a menudo les resulta difícil tratar problemas de salud a largo plazo con sus empleados. Administrar cada situación compleja, con su propio conjunto único de síntomas y respuestas. La responsabilidad de abordar el problema a menudo recae en los managers, que enfrentan tres desafíos clave:

1. Comprender el problema

bh bienestar, baja laboral, gestión de problemas de salud, rrhh, prl, pae, baja de larga duracion, bienestar laboralLos problemas de salud a largo plazo a menudo se encuentran entre los más difíciles de entender. Los empleados podrían experimentar una gama compleja de síntomas que cambian día a día. A su vez, hay un efecto significativo en el bienestar psicológico de la persona. El impacto emocional del sufrimiento de una condición que limita la vida puede ser debilitante. Los managers directos deben comprender el impacto que cualquier enfermedad a largo plazo está teniendo en un miembro del personal y apoyarlos de manera adecuada.

2. Gestionar la ausencia

Los empleados que no trabajan durante mucho tiempo a menudo pueden ser olvidados por las empresas. Si no están en la oficina todos los días, es fácil dejarlos en el olvido. Sin embargo, van a volver a trabajar en algún momento.Los managers deben asegurarse de estar en contacto regular con estos empleados, formar una conexión de calidad y poner en práctica una fecha realista de regreso al trabajo. Ambas partes deben trabajar juntas para crear un plan de rehabilitación escalonado. Hacer esto bien requiere un grado significativo de comprensión que debe estar basado en la empatía.

3. El regreso del empleado

Llevar a cabo la óptima reincorporación de un empleado es complicado. Se debe comprender qué tipo de trabajo podrá realizar el empleado que regresa, cómo es probable que su afección les afecte y cuál será el impacto mental de estar en el lugar de trabajo tras un período de ausencia prolongado.La clave para abordar estos desafíos radica en mejorar la capacidad del manager. La razón principal por la que ellos pueden no llevar estas situaciones idóneamente es porque a menudo no están preparados. Para muchos, su primera experiencia en la gestión de problemas de salud a largo plazo es un territorio inexplorado y luchan por tomar las decisiones correctas. Lo más importante para las empresas es, por lo tanto, establecer un buen nivel de capacitación desde el comienzo. Así se ayudará a los managers a comprender y gestionar problemas de salud física y mental.

Respaldo continuado, necesario para los managers

Una vez capacitados y estando mejor preparados para gestionar problemas de salud a largo plazo, las empresas deben proporcionar cursos de actualización regulares para que los managers tengan la suficiente confianza para abordar estas difíciles situaciones.Es crucial que reciban esta capacitación y soporte para permitirles que hagan regresar a sus empleados tan pronto como se sientan capaces de hacerlo, en beneficio de la persona y de la organización en general.

Trabajar, una ayuda para recuperarse de una enfermedad

El trabajo puede ayudar a las personas a recuperarse de una enfermedad de largo plazo, ya que proporciona lo que llamamos las “tres S”.

El primer S es SOCIALISING: Socializar.El lugar de trabajo ofrece buenos momentos con amigos y colegas. Socializar y hablar con los demás es positivo para nuestro bienestar psicológico.

El segundo S es STRUCTURE: Estructura.Todos tenemos nuestra vida estructurada en ámbitos y niveles cambiantes. Sin embargo, en el lugar de trabajo solemos saber concretamente lo que tenemos que hacer y esa estabilidad también es positiva para nuestro bienestar mental.

El tercer S es la STABILITY: Estabilidad.Volver al trabajo significa ingresos, lo que les da a los bh bienestar,gestión de problemas de salud. baja laboral, rrhh, prl, pae, baja de larga duracion, bienestar laboralempleados la estabilidad. Saber que pueden pagar las facturas, los alimentos y tal vez incluso algunos caprichos. Todos estos elementos ayudan a impulsar la recuperación, lo que a su vez hace que las personas sean más felices y productivas en el trabajo. Es crucial que los managers reciban la capacitación adecuada y tengan acceso a asistencia continua para ayudarles a manejar a los empleados con problemas de salud a largo plazo. Por otro lado, las estrategias de prevención como la cobertura médica o psicológica a través de Programas de Apoyo al Empleado han demostrado ser una herramienta eficaz para prevenir bajas, disminuir el tiempo de baja y dotar a los managers de habilidades para gestionar mejor las bajas.